Últimas noticias

La nueva estafa de la multa falsa que puede llegar a tu teléfono móvil

Estafa DGT.

Las nuevas tecnologías suponen un mundo de posibilidades en diferentes ámbitos y áreas. No obstante, estas posibilidades también se multiplican para los delincuentes y estafadores que aprovechan los avances tecnológicos para perpetrar multitud de delitos.

Una nueva modalidad de estafa ha surgido, y la Dirección General de Tráfico (DGT) ha emitido una advertencia a través de sus redes sociales para alertar a los conductores sobre este riesgo. La estafa se basa en el envío de mensajes de texto (SMS) que notifican supuestas multas pendientes. Sin embargo, la DGT ha dejado en claro que estas comunicaciones son fraudulentas y las multas son falsas. Es importante destacar que la DGT nunca notifica sanciones a través de correo electrónico ni mensajes de texto.

Te puede interesar: Estos son los vehículos que no pagarán la ORA en Valencia

En lugar de ello, la DGT utiliza dos métodos oficiales para comunicar multas pendientes: el correo postal y la Dirección Electrónica Vial (DEV), esta última, utilizada únicamente si el usuario está dado de alta en el sistema.

El correo postal sigue siendo uno de los medios más utilizados por la DGT para notificar infracciones de tráfico. A través de este método, los conductores reciben una carta oficial que detalla la multa y proporciona instrucciones claras sobre cómo proceder, incluyendo la posibilidad de presentar alegaciones o pagar la multa correspondiente.

Te puede interesar: El dispositivo obligatorio que llevarán todos los coches a partir de julio y que será clave en caso de accidente

Por otro lado, la Dirección Electrónica Vial (DEV) es una aplicación que permite a los conductores recibir notificaciones de la DGT de forma electrónica, en lugar de a través del correo postal tradicional. Sin embargo, es importante destacar que el uso de la DEV es opcional y requiere que el usuario se dé de alta en el sistema.

Carretera de España. (A. Pérez Meca - Europa Press)
Carretera de España. (A. Pérez Meca – Europa Press)Europa Press

Ante esta nueva modalidad de estafa, la DGT ha instado a los conductores a permanecer alerta y a no caer en la trampa de los mensajes fraudulentos. Asimismo, ha recordado la importancia de verificar la autenticidad de cualquier comunicación, especialmente si se trata de notificaciones relacionadas con infracciones de tráfico.

Te puede interesar: El objeto que hay que llevar a partir de ahora en el maletero por la nueva normativa de la DGT

Además, la DGT ha recomendado a aquellos que reciban mensajes sospechosos que no proporcionen ninguna información personal ni realicen ningún pago antes de verificar la legitimidad de la multa. En caso de duda, se aconseja contactar directamente con la DGT a través de los canales oficiales para obtener asesoramiento y orientación.

Algunas de las estafas más conocidas en la carretera se producen cuando los vehículos necesitan una grúa por algún tipo de avería. La estafa da comienzo en el mismo instante en el que el conductor necesita una grúa. El afectado se pone en contacto con la entidad aseguradora para que mande una grúa a su ubicación.

Te puede interesar: Los 5 coches que la DGT catalogará pronto como históricos

Poco después aparece la asistencia en carretera y carga el coche en el remolque y en ese momento, exige el pago de una cantidad. Según los agentes encargados de seguir la investigación de este tipo de estafas, apuntan a que el dinero que exigen estos estafadores suele rondar los 60 o 70 euros, argumentando que el seguro, posteriormente, reintegrará el importe en su cuenta corriente. El dinero no se recupera.

La DGT invertirá 975.000 euros en 15 radares móviles capaces de multar hasta en seis carriles.

Su estrategia pasa por circular por puntos estratégicos y tener suerte de encontrar a algún conductor que haya sufrido algún problema con su coche. Una vez que dan con la víctima, actúan de forma rápida para evitar coincidir con la verdadera grúa, la que ha mandado la compañía aseguradora.

Las compañías aseguradoras recuerdan que los conductores que asisten en carretera nunca pedirán el pago de un importe para ofrecer el servicio. Explican que en el caso de que sea necesario pagar de más por alguna razón derivada de la casuística o, por otras razones, nunca será el conductor de la grúa quien lleve a cabo el cobro del pago extra.

Content Source: www.infobae.com

Latest Posts

noticias populares