Últimas noticias

Alyssa Milano niega su implicación en el despido de Shannen Doherty de ‘Embrujadas’ y esta contraataca

Durante sus ocho temporada, Embrujadas, aquella serie que seguía a las hermanas Halliwell enfrentándose a amenazas sobrenaturales en San Francisco con ayuda de sus poderes brujescos y el Libro de las Sombras, fue todo un éxito. Aún a día de hoy, la ficción estrenada hace más de 25 años sigue siendo recordada con cariño por su legión de fans. 

Sin embargo, Embrujadas siempre ha estado marcada por la polémica en torno a la mala relación entre dos de sus protagonistas, Alyssa Milano y Shannen Doherty, que daban vida a Phoebe y Prue. Como bien saben los seguidores de la serie, sus enfrentamientos en el set desembocaron en el despido de Doherty al final de la tercera temporada y la llegada de Rose McGowan como Paige. 

En octubre de 2021, Milano se refirió a esta ‘guerra’ entre ambas intérpretes, explicando que se sentían en constante competición la una con la otra durante el rodaje. Hace dos meses, la controversia resurgió después de que Doherty también se pronunciara sobre lo ocurrido en su podcast, Let’s Be Clear, con Holly Marie Combs (Piper) como invitada. 

Doherty admitió que había una atmósfera competitiva en el set, pero aseguró que nunca había sido mala con su compañera. Combs, por su parte, afirmó que el productor Jonathan Levin le reconoció que despidieron a Shannen porque estaban acorralados después de que Alyssa amenazara con demandarlos por un ambiente de trabajo hostil si no se deshacían de ella. 

Ahora, todas las protagonistas han coincidido en una convención en Orlando (vía EW), aunque se han presentado ante sus fans por separado: por un lado, Milano, que ha hablado de las acusaciones de Doherty y Combs; y, por otro, estas dos junto a McGowan, que también han contraatacado.

Alyssa Milano responde a Shannen Doherty y Holly Marie Combs

Durante la convención, Milano ha afirmado en su presentación por separado que está «triste» por las palabras de sus compañeras en el podcast. «No creo que esté triste por mí, por mi vida o por cómo afecta o no a mi vida», ha explicado: «Estoy más triste por los fans. Estoy más triste porque una serie que ha significado mucho para mucha gente ha sido empañada por una toxicidad que sigue pasando a día de hoy, un cuarto de siglo después». 

«Estoy triste porque la gente no puede pasar página», ha continuado diciendo: «Estoy triste porque no podemos celebrar todos juntos el éxito de una serie que significó mucho para todos nosotros». La actriz ha compartido sus declaraciones en su cuenta de Instagram, junto a un nuevo mensaje en el que ha dicho que «no tenía el poder para despedir a nadie». 

«No conozco otra serie que haya tenido el éxito que tuvo Embrujadas y cuyo elenco aún hable mal de la experiencia un cuarto de siglo después», ha arrancado en la red social: «Esto pasó hace 15 películas y 13 series para mí. Esto fue 11 años antes de mi matrimonio de 15 años y 13 años antes de tener a mi primer hijo. Esto fue hace tanto tiempo que cualquier versión nueva de estos relatos por parte de cualquiera es una revisión de la historia». 

«Sin embargo, añadiré, con total seguridad, que todo fue documentado», ha escrito: «Hubo un mediador profesional (me dijeron que Holly y Shannen no participarían en ninguna mediación) y un productor/cuidador en el set para investigar las acusaciones. Después de recopilar testimonios del elenco y el equipo, este mediador recomendó los cambios que deberían hacerse si la serie iba a continuar». 

«El estudio, Aaron Spelling y la cadena decidieron proteger el éxito internacional que era Embrujadas», ha explicado Milano: «No tenía el poder de despedir a nadie. Cuando Shannen se fue, tuvimos cinco temporadas exitosas más y siempre estaré agradecida». La actriz ha finalizado el mensaje dirigiéndose a sus compañeras: «Como siempre, les deseo a Holly, Shannen y Rose paz y luz en sus viajes personales y profesionales. Todos tenemos demonios más grandes contra los que luchar». 

Shannen Doherty contraataca tras las declaraciones de Alyssa Milano

Tras lo dicho por Milano, una emocionada Doherty ha querido responder en otra presentación en la misma convención, donde la han acompañado Combs y McGowan. «Holly y yo no fuimos malas en el podcast», ha empezado aclarando: «De hecho, editamos cualquier cosa que sentimos que causaría más drama. Simplemente contamos la verdad porque la verdad importa. Pero queríamos salvaros a vosotros, los fans, del desengaño tanto como nos fuera posible». 

Aludiendo a su cáncer de mama, la intérprete ha continuado: «En este punto de mi vida, con este diagnóstico de salud, perdón si empiezo a llorar, con esta lucha contra una enfermedad horrible cada día de mi vida, también es muy importante para mí que la verdad se diga para contrarrestar la narrativa que otros han contado por mí». 

Doherty ha insistido en que Combs y ella contaron su verdad «y defendemos nuestra verdad», añadiendo que «no hay ninguna revisión de la historia en la verdad que sé que hemos contado». «No hubo impuntualidad en el set, no hubo mediador por meses. Recuerdo los hechos como si estuviera viviendo en ellos», ha afirmado. 

Asimismo, la actriz ha asegurado al borde de las lágrimas que «lo que otra persona llama drama es para mí un verdadero trauma con el que he vivido durante muchísimo tiempo». Doherty ha decidido hablar finalmente de este trauma tras su batalla contra el cáncer «para que pueda sanar de una vida que me arrebataron, una vida que arrebataron a mi familia porque otra persona quería ser número 1 en el rodaje. Esa es la verdad». 

A continuación, McGowan, ha tomado la palabra para recuperar una frase del cómico Katt Williams: «Tiene un dicho maravilloso: ‘Los ganadores no dejan que los perdedores reescriban la historia». 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Content Source: www.20minutos.es

Latest Posts

noticias populares