Últimas noticias

La mujer de «confianza» de Laura Madrueo en Supervivientes: «Sin la conexin que tenemos sera imposible»

Cada jueves que hay gala de SupervivientesJorge Javier Vzquez se dirige a Laura Madrueo y le dice: «Mrala a ella con esos flecos» o «mrala a ella con ese rojo». A Jorge Javier Vzquez le fascinan los vestuarios de Laura Madrueo en Honduras, tanto que no ha sido una, ni dos, ni tres veces las que le ha insistido en que le encantara ponerse uno de ellos. Pero a Jorge Javier Vzquez no se le cumplir su sueo, pues Susana Garcilln durante tres meses al ao, que ahora sern unos pocos ms, solo viste a Laura Madrueo.

Ella es la responsable de que la presentadora de Supervivientes en Honduras luzca en cada programa como una autntica diosa Afrodita. Ella es la que se encarga de los complementos, de las faldas, de los pareos, de los volantes, de los cinturones, hasta de si el modelo requiere el pelo recogido o el pelo suelto. Ella es prcticamente la sombra de Laura Madrueo desde que empieza hasta que termina Supervivientes, la mujer en la que confa la Laura, pero tambin en la que ha vuelto a confiar Cuarzo para que la presentadora se sienta cmoda y a la vez fascine en cada programa.

Susana Garcilln es la diseadora que ha vestido a Raquel Snchez Silva, Lara lvarez y desde el ao pasado a Laura Madrueo. Con todas ha necesitado lo mismo: «Confianza y conexin», sin estas dos cualidades su trabajo y el de Laura Madrueo seran imposibles.

Esta diseadora trabaja casi se podra decir que de sol a sol. Un mes antes de que comience Supervivientes presenta a la Cuarzo, la productora del reality, los diseos que ha pensado para la temtico que tendr esa edicin Supervivientes. Una vez la productora ha dado el O. K. busca debajo de las piedras todas las telas y utensilios que necesitar en Honduras para crear los estilismos que llevar Laura Madrueo. Confa en diseadores de bao como Dolores Corts, Red Point, Guillermina Baeza o Andrs Sard para los baadores o bikinis que lucir la presentadora, pero el resto corre a cargo de ella y lo tendr que preparar en Honduras.

Laura Madrueo puede lucir una parte de arriba de cualquiera de estos diseadores, pero no puede aparecer en bikini o baador y listo. Esto es televisin, esto es espectculo y ella es Laura Madrueo y tiene que preservar y cuidar su imagen y de eso se encarga Susana.

Ella sabe lo que quiere Laura, es una conexin que o surge «o es imposible que el trabajo salga bien». Ella ha tenido la suerte o, tal vez, es que ella sabe buscarla, de que siempre ha tenido esa conexin, con Laura Madrueo.

De hecho, es Susana la que pasa los ltimos segundos de Laura Madrueo antes de entrar en directo en una gala, pero no es solo eso, es que a Susana ya no le hace falta casi ni que Laura Madrueo le diga nada porque con solo mirarla sabe lo que la presentadora quiere. En el primer ao de Laura en Supervivientes, que fue el ao pasado tras la marcha de Lara lvarez, «haba que ir un poco ms pausado con eso de ponerle todo tipo de cosas».

Desvela que Laura necesitaba «algo ms sencillo, pues haba que tener en cuenta que ella vena de presentar El Tiempo en los Informativos de Telecinco». Sin embargo, una vez se conocieron, surgi la conexin y la confianza lo pausado ha pasado a otra vida: «Este ao ya es locura». Y cuando se refiere a locura quiere decir que Laura Madrueo confa tanto en ella que le da absoluta libertad. Eso para un creador es importantsimo; eso para quien lleva puesto lo de ese creador es la clave.

Cada diseo de Susana Garcilln es nico. Si una vez hecho a alguien se le cae un caf encima del vestuario no hay solucin, o s, la cabeza de Susana que lo que har es aadirle algn complemento o mancharlo an ms para que no parezca una mancha sino la intencin del diseo.

«Yo la pruebo dos o tres cosas por la maana. Hoy por ejemplo estoy terminando de hacer unas cosas, pero ni siquiera va a ser para la prxima gala, pues depende del da que vaya a hacer maana», explica la diseadora. Lo que est haciendo es un cinturn cubierto de conchas, de conchas que se trajo de Espaa y que vienen de una paella que se comi y de la que se le ocurri que tal vez de ah poda sacar algo. Y ese algo lo llevar Laura Madrueo en cuanto el look entre en simbiosis con la luz, con los contenidos, con los nimos.

«Si va a llover, si va a haber viento, va a hacer calor, pues todo eso influye a la hora de tener que vestirla. Pues con esta humedad que hay aqu, hay veces que muchas veces las cosas sobran. Con lo que hay que improvisar sobre la marcha«, explica.

En su taller hay cientos de perchas, un maniqu con las medidas de Laura Madrueo sobre el que va probando, mucha ropa de bao, muchos de los diseos que ha hecho, muchos de los que vendrn, muchos collares, cinturones, cubrepetacas, la cabeza de un maniqu para probar el mejor peinado, y, por supuesto su remachadora y sus botones, sus cuentas. «Con esto hago todo y me la traigo desde Madrid», dice sonriente. A Susana lo de la sonrisa es algo intrnseco a ella.

«Siempre aqu es sobre la marcha, nunca tengo previsto antes qu la voy a poner, as que pruebo dos o tres cosas y vemos de esos tres que haya probado. El que ms puede ir para ese da o me tengo que reinventar y a las 6 de la maana venirme para ponerme a crear. Ningn da es igual«, asegura.

Ella es la que decide si un bikini necesita una falda o un pareo o algo ms. Si hace falta un collar, una pulsera o un cinturn. O si para que Laura Madrueo se sienta cmoda hay que cubrirla ms o menos. Y todo sale de ella. Pero sobre todo y ante todo que lo que Laura lleve no d la sensacin de que se la est disfrazando. «No hay que disfrazar nunca», dice contundente.

«Aprovechamos todo. Aqu reciclar siempre», asegura, pues para Susana Garcilln todo tiene una segunda, y una tercera, e incluso, una cuarta vida. «Normalmente suelo quedarme los diseos que le he hecho a Laura, luego ella incluso me pide quedarsse alguna cosa, pero casi siempre es para volver a reciclarlos», explica.

«Es difcil lo que hago porque es un trozo de piel que no s si me va a faltar alguna tira o no para cubrir la parte de atrs o la parte de adelante. Le voy cortando y normalmete sale«, afirma.

Confiesa que a Laura Madrueo con media hora antes que le haga la prueba, «le vale». «O sea, no me exige absolutamente nada. De hecho, est encantada y eso te ayuda tambin a liberarte y que vuele la imaginacin», asegura. «Tambin la miro mucho a ella. De lo que me est pidiendo con su cara. Cuando le estoy probando algo enseguida que veo que hay un gesto que me extrana, lo cambio«, aade.

Susana Garcilln siempre ha vestido a las presentadoras de Supervivientes, as que cuando le preguntas si vestira a un presentador no duda en decirte que «por supuesto». Eso s, ella le dejara a pecho descubierto y se encargara de lo dems. «Me encantara. Sera un cambio y una motivacin». Igual Jorge Javier Vzquez est de suerte.

Content Source: www.elmundo.es

Latest Posts

noticias populares